El proceso de teñido

Nuestras tinas se basan en métodos de reducción orgánicos y no contaminantes.

El tinte de indigo es único en la forma que se comporta ya que proviene de las hojas verdes de varias plantas y porque no es soluble en agua.

Y entonces, ¿qué es el azul de índigo?

El precursor del índigo es el Indican, el cual se puede hidrolizar para liberar β-D-glucosa e indoxilo.

Cuando se produce la oxidación por exposición al aire el indoxilo se convierte en indigotina, que es la sustancia química azul insoluble llamada índigo.

Cómo se extrae el índigo

Primero las semillas se siembran y se colocan en invernadero durante 30 días.
Se trasplantan al suelo donde permanecerán allí otros 4 meses.
Se cosechan y de ahí se procesan a través de la fermentación, cuyo proceso tarde unos 120 días en completarse o se hace la extracción del pigmento.
A partir de ahí se puede empezar a preparar los tanques.
Las fibras se sumergen en el líquido y solo cuando salen y tocan el aire, se oxidan y se colorean. Es un largo proceso donde cada paso se repite para aumentar la concentración de tinte en las fibras hasta obtener el tono de azul deseado.

«El índigo es el único color capaz de conectar disciplinas, personas, culturas y lugares de todo el mundo».

(Jenny Balfour Paul)

Nuestro proceso de diseño

Shibori es un método japonés antiguo de crear patrones en la tela al manipular y comprimir la tela antes de teñirla.

Muchos de nuestros diseños se crean cosiendo intensamente la tela y luego tirando de los hilos para comprimirla en un paquete apretado antes de teñirla. Este proceso es lento y garantiza un resultado único cada vez.

La tela se puede comprimir de muchas maneras y todas esas variaciones se traducen en diseños. No hay dos piezas de textiles shibori exactamente idénticas en el mundo y un elemento de lo inesperado siempre está presente. Esta es la magia especial del método y su mayor atractivo.

Después de ser comprimido, el paquete se coloca en el tinte donde solo la porción expuesta de la tela absorbe el color.

Después de completar el teñido, se pueden cortar los hilos que mantienen unida la tela comprimida. Con mucha anticipación, finalmente se revelan los resultados de muchos días / semanas de trabajo.